viernes, 27 de agosto de 2010

¡Cuánta HIPOCRESÍA!

CON LA GUERRA DE AFGANISTÁN Y LAS GUERRAS EN GENERAL.


Me parece que nuevamente voy a ser censurado por algunos medios, porque en este país no se puede decir lo que no es políticamente correcto sin salir malparado. Y menos cuando hablamos de terrorismo, guerras o Ejércitos, de la Corona o de Religión. Pero claro que como uno personalmente no tiene ninguna ambición política –aunque algunos aquí piensen que si, ya les adelanto que no van los tiros pos ahí-, seguirá diciendo y escribiendo lo que piensa guste o no guste al “establishment”.
Esperando disculpen este atípico introito, voy al grano comenzando por lamentar y condenar –como no puede ser de otra manera- el pasado atentado contra la base militar que las tropas españolas mantienen todavía –y no sé a santo de qué- en Afganistán. Por supuesto manifestar mi solidaridad y mis oraciones tanto para nuestro paisano, el capitán Galera Córdoba, como para el del alférez Bravo Picayo y para el traductor hispano persa Taefi Kalili, así como para sus familiares y amigos/as.
Pero dicho esto, me parece que ya está bien de buenas intenciones, de condenas afligidas, de medallas y distinciones a título póstumo y de nombramientos honorarios de cara a la galería o de minutos de silencio, para lavar la imagen de esta misión armada. Porque es mucha la gente que piensa –aunque no haga declaraciones ni lo escriba en ninguna parte- que aunque estas muertes no pueden achacársele directamente a Zapatero, bien podrían haberse evitado, porque mas de media España cuestiona qué estamos haciendo aún en Afganistán, en una guerra que no difiere tanto de la de Irak y contra la que tantos millones de españoles y españolas salimos a la calle.
Para quien no lo sepa,
* llevamos casi 10 años en Afganistán,
* han muerto casi 100 españoles,
* hemos matado a más de 1000 civiles y
* nos gastamos mas de 1.000.000 de euros cada día.
Si en Irak ya sabemos que las armas de destrucción masiva fueron una burda mentira, difundida y avalada por el trío de las Azores, en Afganistán también lo es que estemos en misión humanitaria, pues los objetivos reales son los negocios del petróleo, así como vigilar militarmente ese centro estratégico para construir el oleoducto que permita controlar el suministro energético del sur de Asia.
Ya lo decíamos hace 10 meses Desde que George Bush lanzara su indigna, ilegal e inmoral guerra contra Afganistán con el cínico lema de “Libertad Duradera”, allá por el año 2001, nada de lo pretendido con esa interesada invasión se ha conseguido: Ni el pueblo afgano está mejor que antes, ni Bin Laden ha sido capturado, ni la producción de opio, aniquilada, ni las mujeres han dejado de estar bajo el yugo de sus maridos, ni se ha reconstruido el país, ni se han restituido las libertades. Para colmo, las elecciones (para las que mandamos como excusa otro batallón que aún sigue allí) han sido un fraude confirmado, y nuestra misión, claro que no era humanitaria.
Desde el primer momento solo Izquierda Unida (IU), ha estado siempre en contra de nuestra presencia en esa “guerra”, pidiendo la retirada de nuestras tropas, a tiempo y a destiempo, en el Congreso y en el Senado, con mociones y en la calle,… y así lo hemos manifestado en reiteradas ocasiones desde nuestro coordinador Cayo Lara hasta este humilde coordinador en cuyo blog pueden verse mas de 10 entradas en los últimos dos años. Con el tiempo se han ido sumando –de manera más o menos aprovechada- otros grupos y partidos como le pasó a CiU, aunque el colmo del oportunismo vergonzante lo tiene el PP de Aznar, que -por boca del mismo Rajoy-, pide ahora la comparecencia del presidente del Gobierno para que de explicaciones sobre esta misión que ya no cree que sea humanitaria.
En Afganistán no pintamos nada. Que no nos vendan más cuentos por favor. No hacemos misión humanitaria por muchos soldados que formemos y por muchas lecciones de paz que exportemos. Estamos a las órdenes de los EEUU por unos intereses puramente económicos y punto. Y el trasfondo de esta guerra lo puede saber quien quiera profundizar en las verdaderas causas del conflicto. ¡ Que vuelvan las tropas ya!


SI QUIERES
Wikio

ENTRADAS RELACIONADAS ENE ESTE BLOG:
Zapatero manda mas tropas a Afganistán violando la “Directiva de ... 10 Ene 2010


“Es voluntad de los españoles estar en Afganistán” 25 Sep 2009


¿Que pijo hacemos, aún, en Afganistán? 25 Ago 2009


DE LA “LIBERTAD DURADERA” A LA CULTURA DE LA PAZ 23 Nov 2009


10 guerras, 10 mentiras mediáticas 19 May 2008 votar

miércoles, 25 de agosto de 2010

DEMASIADOS TEOLOGOS SILENCIADOS.



Arregi: “Me hace mucha ilusión ser como todos los creyentes de base”.

Si durante el pontificado de Juan Pablo II mas de 140 teólogos han sido silenciados (creo que van mas de 500 a decir de José Luis Vigil), los seis o siete últimos hispano parlantes como Boff, Sobrino, Pagola, Castillo, Masía, Torres Queiruga o ahora Joseba Arregi nos producen tanto mayor desconsuelo quizás por la cercanía además de por las terribles injusticias que suponen sus causas. Tan es así que me planteo la duda razonable de si nosotras y nosotros, como laicado comprometido, debemos seguir callados, sin perder demasiadas energías ante la sinrazón episcopal, si debemos continuar firmando escritos de apoyo que la Jerarquía manda al desaparecido limbo riéndose de nosotras/os, o si por el contrario deberíamos plantarnos ya y pasar a la acción. De veras que no lo sé, y puede que como me dice mucha gente en CCP, debamos seguir pasando de ellos, y tratar de vivir nuestra fe en comunidad como intentamos hacerlo desde hace casi 40 años y eso sí, sin bajar la guardia en el compromiso con los últimos que -hoy por hoy- son los trabajadores y trabajadoras, los parados/as, los pensionistas, las personas inmigrantes y tantos marginados/as que este sistema capitalista va orillando en el camino.
Porque claro, antes había hasta “Obispos rojos” como mi paisano Iniesta (no el futbolista, que también es de Albacete, sino Alberto Iniesta); por supuesto conocimos muchos curas “rojos” como García Salve o el padre Llanos o cristianos comunistas, nuestro querido Comín, por citar solo a algunos, y había cantidad de teólogos y teólogas progresistas que en sintonía con la Teología de la liberación, y en una necesaria pluralidad eclesial, ayudaban a muchas y muchos creyentes a pasar de una fe trasnochada, negadora e infantil, a una fe adulta, comprometida y liberadora.
Pero ahora, en este permanente invierno eclesial que parece estar muy afectado por el dichoso cambio climático, resulta que, los movimientos neoconservadores avanzan con todos los “plácets”, el Opus tiene mas curas y seminaristas que nunca, se nombra a Obispos que ganan protagonismo público diciendo disparates, (como el caso de Monseñor Munilla ante el desastre de Haití o el arzobispo de Granada comparando el aborto con el genocidio nazi), y se mandan callar a todo aquel que es sospechoso de pensar, cuestionar, adaptarse a los signos de los tiempos actuales o divulgar una hermenéutica acorde con la situación del mundo actual. Claro, que no importa que las iglesias se queden vacías, que aumente el número de apostasías, que aumente la increencia entre los jóvenes y que el número de practicantes baje a unos niveles jamás vistos en este país nacional católico de hecho, aunque la constitución española diga lo contrario.
Viene todo esto a cuenta de que esta semana cuando participaba de las vacaciones comunitarias con las CCP españolas, tuve la ocasión de conocer personalmente a José Arregi, el último teólogo silenciado en España, al que probablemente, le toque dar el no querido paso de colgar los hábitos, después de que esta trasnochada jerarquía e impresentable curia le esté haciendo la vida imposible, como ya lo hiciera con tantos otros. Y menos mal que este gran hombre y profundo creyente, franciscano hasta la médula, mantiene y trasmite una Paz y tranquilidad que espero y deseo conserve. Porque desgraciadamente otros lo pasaron peor. Baste recordar las depresiones de Monseñor Iniesta cuando se tuvo que recluir al Monasterio de Poblet, o las de José María Castillo con sus comunidades de Granada, después de tantas humillaciones y persecuciones.
Es curioso que en todos estos casos nunca haya una causa real, discutible, antievangélica u ortodoxa probada para castigar y condenar a los citados teólogos. En esta ocasión la escusa fueron unas declaraciones de Arregi cuando el follón montado contra el inesperado nombramiento de monseñor Munilla al frente de la diócesis de San Sebastián. Hubo un impresionante movimiento de protestas como las conocidas del Foro de curas de Madrid, o las del 77% de los párrocos de S.S. que firmaron públicamente la protesta. Y no me extraña con el currículum de esta joya de curita: Defensor de la Falange y creador de un movimiento ultra católico al margen de la iglesia vasca que criticó abiertamente a los gays con unas declaraciones sobre el sexo que nos avergüenzan al mas moderado, dijo que ante la tragedia de Haití, “peor era nuestra pobre situación espiritual”, y para colmo, se dejó olvidada en el ordenador de su parroquia anterior, una carpeta con el nombre de “Mafia” en la que según el prelado “solo había una lista de curas con los que iba a cenar…“ (Ver video mas abajo)
Esta Semana, por la proximidad de sus ejercicios en “la miarrita”, Joseba Arregi tuvo la ocasión de compartir unas horas con hombres y mujeres de las comunidades cristianas populares de toda España, que durante 10 días estuvimos celebrando nuestras anuales vacaciones comunitarias CCP en pleno valle de Baztán (Oharriz). Allá nos confesaba: “Yo reivindico que en la Iglesia se pueda decir cualquier opinión con respeto y con libertad”. Seguramente por ello fue que el franciscano de Arantzazu, después de acatar el silencio impuesto durante seis meses, publica a mediados de junio el artículo Pido la palabra en una actitud de libre desobediencia dentro de la iglesia cuando descubre que el “leve” castigo impuesto era un burdo engaño, ya que le proponen irse a América ¿? o el silencio total, y aún le dicen que es una “medida de gracia”.
Y yo me pregunto ¿Puede un eminente profesor de teología con esa cabeza, formación, inteligencia y profetismo dejar de dictar su cátedra, dejar de predicar, dejar de escribir y quedarse como portero de un monasterio, por poner un ejemplo (y que no se ofendan quienes realizan este servicio eclesial), sin mas ni mas?. Sinceramente, NO.
El propio Arregi nos reconocía lo duro de la situación: “Me siento como arrancado de mi bioclima, de lo que ha sido mi ambiente franciscano casi desde niño, ”. Reconoce que su cabeza ha cambiado mucho en 30 años, y que para él “ya no es nada esencial lo de ser clérigo, laico o religioso, y que hay que transformar los sacramentos, el culto, los votos, la vida religiosa y secular, y vivir en otros parámetros”.
Finalmente también nos abría su corazón reconociendo que no sabía lo que iba a hacer ahora, “no sé cómo me las arreglaré –nos confesaba- pero estoy en Paz y me hace ilusión el deshacerme de ese rol clerical, religioso, canónico del que estaba ya medio desligado aunque viviendo en él. Me hace mucha ilusión ser ahora como todos los creyentes de base”.
No sé, no sé, pero a mi me da que, -pese a los rumores de que pediría su secularización, noticias sobre que colgaría los hábitos y desmentidos de que vaya a abandonar la Iglesia-, este gran teólogo, por no comprometer a sus hermanos franciscanos, tenga que resolver su particular calvario dejando la orden, que no la Iglesia. Con todo el 10 de septiembre, cuando termine la novena de la Virgen de Arantzazu, lo sabremos. ¡Animo Joseba! Que no estás solo.

Video de Youtube sobre las declaraciones de Arregi y la famosa carpeta de Munilla:


SI QUIERES Wikio votar

viernes, 13 de agosto de 2010

LAS “PRESUNTAS SIMONÍAS” DE CAMPS Y CAÑIZARES


No lo pude evitar, pero el otro día se me revolvían las tripas cuando vi la lamentable foto de ese presunto corrupto -mas “populista” que “popular”- y a la sazón, presidente de la Generalitat valenciana, que es Francisco Camps, abrazando la imagen del Apóstol Santiago. Como puede verse en la foto adjunta, esto es algo que daña a la vista, amén del daño u ofensa al cristianismo porque -como bien ha dicho mi buen amigo y conocido teólogo de la Liberación Juan José Tamayo-, ese gesto es “un acto de profanación de lo sagrado”, mucho mas grave todavía, al llevarlo a cabo un personaje público, pues constituye “ una falta de honestidad y una irreverencia absoluta, mas en un hombre que ha demostrado una corrupción a ese nivel”.
Precisamente era el propio Tamayo, destacado miembro de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, quien en el diario Levante declaraba que ese acto rayaba con lo “simoníaco”. La simonía, era una herejía cristiana por que perseguía la compra de lo espiritual por medio de bienes materiales e incluía los cargos eclesiásticos, los sacramentos, las promesas de oración, las indulgencias, la penitencia, la gracia, la jurisdicción eclesiástica o la excomunión. Verdaderamente es el colmo ese uso del marketing religioso que ya habíamos visto en los príncipes de Asturias o en el mismísimo rey que no sabemos si también necesita las indulgencias plenarias para que le sean perdonados sus pecados más ocultos por muy apócrifa que sea su dudosa biografía. No creo que con argucias semejantes pueda uno lavar su mala conciencia, porque al menos en el caso de Camps, estoy con Tamayo quien le acusaba de “manipular la religión en el Año Santo Compostelano de una manera descarada” y de recurrir a la “treta” de la indulgencia plenaria “para ocultar sus vergüenzas corruptas”. Que razón lleva cuando declara abiertamente que “muchos teólogos creemos que por abrazar al apóstol Santiago no se le remiten todos los pecados y comportamientos corruptos cometidos en su vida política”.
La verdad es que esta “presunta herejía" –que aquí el presunto/a desde personajes como el pocero, Fabra o el mismo Camps, mas vale que no lo olvidemos nunca, por si acaso- bien podría emplearse también al impoluto y colirojo monseñor Cañizares que, haciendo méritos ante el Vaticano, o devolviéndole sus favores, publicaba esta semana un artículo justificando el adelanto de la edad para tomar “la primera comunión” establecida bastante precozmente por cierto, hace mas de un siglo, porque –según él- los niños crecen hoy en un “ambiente adverso”.
Como muy bien señala la no menos reconocida teóloga laica Margarita Pintos en Atrio.org es curioso que D. Antonio Cañizares se acuerde de los vetustos concilios Lateranense IV y Tridentino y que sin embargo se olvide del Concilio Vaticano II, mucho mas actual, “en el que se potenció una tendencia a retrasar la primera comunión y la confirmación para que los jóvenes fueran más maduros a la hora de discernir y tomar la decisión de comprometerse con su fe en el seguimiento de Jesús” o más aún que desconozca como “hasta el siglo XIX la práctica habitual en la pastoral fijaba la edad de 12 o 14 años para acceder a los sacramentos”.
Uno que aunque creyente y miembro de las comunidades cristianas populares, siempre se ha opuesto al bautismo de los infantes y por consiguiente a su temprana primera comunión, aún habiendo dado catequesis y llevado a sus hijos a la misma -en el seno de las propias comunidades (nunca en la escuela)-, todavía tiene a un hijo “moro” (así llaman las abuelas a los no bautizados y que me perdonen los hermanos musulmanes) y el otro, tomo la comunión después de bautizarse pasados los 15 años.
Es por todo ello que el hecho de que nuestro flamante cardenal Cañizares, hoy prefecto de la congregación para el Culto Divino, le haga la propaganda al Vaticano que acaba de proponer que los católicos tomen la primera comunión antes de los siete años, nos parece una insensatez (Un atentado Pastoral que dice José Manuel Vidal) que bien podría rayar también -haciendo extensiva esa posible herejía que Tamayo le aplica a Camps- con la simonía. Porque lo que el cardenal cree es que, adelantando la edad de la primera comunión, puede aumentar el número de fieles. Vamos otra vez lo de los católicos nominativos y los sacramentos “ritos sociales”, para hinchar las estadísticas eclesiales. Por eso lo que propone no es sino aumentar el número de creyentes ahora que, según las encuestas del CIS, el descenso de celebraciones sacramentales y de quienes se definen como practicantes o el goteo de gente que se borra del catolicismo es ya mas bien un chorreo. Pero incluso la forma en la que termina Cañizares su misiva no es muy afortunada en unos tiempos en los que el escándalo de los sacerdotes pederastas en varios países católicos está minando a la Iglesia. “No cerremos los oídos a la palabra de Jesús, quien dijo: ‘Dejad que los niños se acerquen a mí”. Don Antonio, un poco de por favor.



SI QUIERES
Wikio votar

domingo, 8 de agosto de 2010

Sencillo homenaje al que fuera primer alcalde de la democracia en Chinchilla, tras las elecciones municipales de 1979



Ayer tarde, en el polideportivo que desde ese momento ya lleva su nombre, familiares y amigos de Francisco García de la Encarnación, pudimos rendirle un sencillo homenaje a ese gran hombre y no menos grande político que fue alcalde desde 1979 hasta 1987 de Chinchilla.
Fue su hijo el encargado de hacer un brillante ejercicio de oratoria cantando sin exagerar las grandes dotes de su padre. De esas palabras me quedo con los tres ejes que recorrieron su trayectoria como político –vocación política, transparencia y honestidad- y que tal y como declaré a la joven Desiré Molina para Radio Chinchilla le hicieron para mí un político como los que ya no quedan en este país.
Mas en concreto Javier, su hijo, dijo textualmente: "De Paco García nos gustaría destacar tres ejes en su trayectoria pública: vocación política, transparencia y honestidad. La vocación política era genética en él. Era un “zoom politicon”, un animal político en afortunada definición de Aristóteles. Yo le ví intervenir con pasión en la discusión de los problemas municipales, en las asambleas de partido, en las tertulias políticas. Sus convicciones eran profundas y yo, que disentía en algunas de ellas, no podía dejar de respetarlas por su contundencia. Su gestión política fue transparente y honesta. Era un ferviente partidario de la “política de puertas abiertas” y de la proximidad al ciudadano; recibía a todo el mundo, sin exclusiones, sectarismos ni secretismos, para intentar solucionar sus problemas. Y su honestidad y honradez, principales características en su vida, han sido las mejores herencias que legó a familia y amigos.
Mi padre estaba orgulloso de muchos proyectos que pudo poner en marcha como alcalde. Pero si hubiera que elegir uno, estoy seguro que sería este polideportivo municipal que hoy va a recibir el nombre de “Alcalde Francisco García de la Encarnación”. Estas instalaciones se han convertido en uno de los emblemas de Chinchilla, en un punto de encuentro alegre y festivo para los chinchillanos y suponen un valor adicional para visitantes y turistas que acuden a nuestro pueblo atraídos por su historia, sus monumentos y sus grandes atractivos.
Vivimos tiempos duros, de incertidumbre económica y dificultades objetivas para muchos ciudadanos. Por ello, hoy más que nunca me gustaría reivindicar el valor inmenso del trabajo bien hecho, del esfuerzo a largo plazo, de la solidaridad y la justicia social, del compromiso activo de los ciudadanos y de la gestión rigurosa de los recursos públicos. Así lo han venido haciendo y lo hacen muchos de nuestros gobernantes, en éste y en muchos otros pueblos y ciudades, contribuyendo a mejorar nuestra calidad de vida.
"
Descanse en paz y que broten sus recuerdos, ideales e ideología, esa que le llevó a comprometerse primero con el PSP de Tierno Galván, después con el “impresentable de Bono” y finalmente con Izquierda Unida, partido con el que llegó a concurrir simbólicamente en sus listas tras haber sido durante 8 años el alcalde de su querida Chinchilla.
Y quede como homenaje desde este blog, el artículo que el gran poeta afincado ya muchos años en Chinchilla, Arturo Tendero, escribiera en el diario la verdad de Albacete, tras su fallecimiento y que él mismo nos regaló leyéndolo en este acto estival:

García de la Encarnación
Por ARTURO TENDERO, publicado en La verdad, sección EL MUNDANAL RUIDO, un 8 de junio de 2007

Hará un mes que le pregunté a Paco García de la Encarnación que si era verdad una de sus anécdotas con Cela; la de que lo fueron a llamar a su casa porque el autor de La familia de Pascual Duarte se encontraba en el Casino de Chinchilla, y a todo correr, sin despertarse del todo de la siesta, Paco se apresuró a cumplir con su deber como anfitrión y exclamó al entrar por la puerta: «Camiiiilo Aloooonso Veeega». No, eso no ocurrió así, me desengañó Paco. Y, para compensarme, me relató un par de sucesos de los infinitos que tuvo que resolver como primer alcalde de la transición, la verdadera obra de su vida. Era de esas personas capaces de contarte las conversaciones de treinta años atrás con las palabras exactas que usaron los protagonistas. Pero al mismo tiempo su anecdotario aumentaba tan deprisa que ya era una leyenda cuando lo conocí. Todas las tardes, al salir a correr, me lo encontraba en la calle Arenal, con las manos entrelazadas a la altura de los riñones y el aire de estar madurando algún párrafo recién leído. Con su bigote y su andar de arriba para abajo, de la puerta a la puerta del banco y vuelta, recorrido que efectuaba cientos de veces. Antes caminaba bajo los soportales del Casino, en la plaza. Y hay malas lenguas que aseguran que de esa costumbre y de la de mascar chicle y alguna vez recolocarlo en su boca tirando de él le viene el apelativo de Violines, o el de Chicles, con los que le conocían los más viejos del lugar. Me lo cuenta la misma vecina que nos informa de que lo acaban de enterrar: «Le dio un infarto muy fuerte. Ha pasado una semana en la UCI, pero ya le dio otro y »

Sólo mueren del corazón los que lo tienen bien grande. Qué aldabonazo enterarse de la muerte de Paco justo ahora que empezaba a echarlo de menos en su zona de paseo de cada tarde, cuando cruzábamos un hola y un adiós, y a veces nos deteníamos algo más, él en su paseo y yo en mi carrera, para sacarle punta a algún acontecimiento local. Era un gozo escarbar en su memoria detallista y en su voz y su dicción tan parecidas a la de Matías Prats (padre). Dice Quique, su hijo y mi amigo, que ahora estaba disfrutando más que nunca, a sus ochenta años, con el café en El Emporium, el paseo interminable ante su fachada y con la misión de repartir por los domicilios El Chivato, el periódico de Izquierda Unida. Porque Paco, que empezó en el PSP de Tierno Galván con Bono, y que había estado muy cerca del expresidente regional, había terminado distanciándose de él para recalar más a la izquierda.


Precisamente estos dos personajes están unidos por una de las anécdotas más maravillosas oídas en estos parajes. Cuentan que, al introducir a Bono en otro mitin, Paco quiso decir que era un personaje tan popular que no necesitaba presentación y le cedió la palabra exclamando: «De manera que aquí les presento al impresentable de Bono». Nunca encontré el momento de pedirle que me lo confirmara, aunque Bono lo ha referido sin citar al autor. Estoy seguro de que, a medida que alcancen la distancia oportuna, su gestión como alcalde y su anecdotario alojarán a García de la Encarnación en el pabellón de los chinchillanos inmortales. Sin ir más lejos, otra vez, y esto hay testigos que lo confirman, el propio Cela, satisfecho después de una comida campestre, interrogó a Paco: «Y ahora que hemos dado cuenta de estos gazpachos tan ricos, ¿no habrá por ahí alguna viuda o soltera con la que se pueda echar la siesta?»



SI QUIERES
Wikio votar